Declaración Pública del Departamento de Estudios Pedagógicos

Durante el último cuarto de siglo hemos acompañado, desde nuestro rol de formadores de profesores y profesoras, las distintas luchas y movimientos sociales que se han expresado para exigir derechos y proponer la construcción de una sociedad más justa.

Como profesores y profesoras sabemos que los hechos ocurridos en este último levantamiento social responden a problemas profundos, que se han incubado en la sociedad chilena a la par que se ha instalado un modelo que reduce lo público, que ataca y socava la seguridad social en educación, salud, pensiones, transporte, alimentación, acceso a energía y a la naturaleza y su cuidado.

Como educadores, nos parece grave la convocatoria a la violencia que ha realizado el Gobierno de Chile mediante represión y la adopción del estado de excepción y la militarización de las ciudades. Convencidos del camino pedagógico, entendemos que la vía del diálogo, la democracia, la escucha y acogida a la diversidad de actores sociales, permitirá volver a la tranquilidad para poder discutir una profunda refundación de nuestras relaciones sociales.

Desde el Departamento de Estudios Pedagógicos de la Universidad de Chile estamos comprometidos con el diálogo y la articulación con las organizaciones de la sociedad para imaginar, conocer y actuar con el fin de promover en el país nuevas relaciones, desde el aula y la formación de profesores y profesoras. Por lo mismo, solicitamos el retiro inmediato de las fuerzas militares de las calles de nuestras ciudades, y el anuncio de medidas concretas que respondan a las demandas por más justicia social, que permitan iniciar un diálogo real sobre la base del bienestar de todo el país.

Destinaremos nuestros esfuerzos de manera decidida a apoyar a nuestra comunidad de estudiantes, académicos y funcionarios, así como a los establecimientos educacionales con los que tenemos vínculos. Reprogramaremos nuestras actividades académicas habituales cuando las fuerzas militares hayan regresado a sus cuarteles y se haya restablecido la democracia en nuestro país.

Por el fin de la militarización, por una salida política y social democrática, y por una pedagogía comprometida con la sociedad y su gente. Por la acogida a las demandas de nuestra juventud, nuestros estudiantes y futuros ciudadanos. 

Últimas noticias

Compartir:
http://uchile.cl/f158734
Copiar