A 30 años de la recuperación de las pedagogías en la Universidad de Chile

A 30 años de la recuperación de las pedagogías en la U. de Chile
A 30 años de la recuperación de las pedagogías en la Universidad de Chile

La Rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés Alessandri, saluda al Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP) “en el aniversario del hito histórico que permitió su actual existencia. Cuando se retomó hace 30 años la formación docente en nuestra Universidad, se hizo honrando una historia asociada al Instituto Pedagógico y al compromiso de formar profesoras y profesores con pensamiento crítico, vocación pública y orientados hacia una pedagogía transformadora. Sus estudiantes, egresados y egresadas, y cuerpos académico y colaborador muestran permanentemente esa voluntad, y desde la Universidad de Chile aportan con su trabajo a la justicia educacional. También destacamos la capacidad de sus académicos y académicas de producir investigación e intervenciones en comunidades escolares para enriquecer la experiencia educativa de los niños y niñas. A nombre de la Universidad de Chile, felicitamos a toda la comunidad del DEP y les agradecemos por su enorme contribución a la educación pública”.

30 años formando profesoras y profesores para Chile

En 1994 se inició la primera etapa de desarrollo del Programa en Investigación en Estudios Pedagógicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. En la graduación de esa primera generación, la ex decana Prof. Lucía Invernizzi Santa Cruz destacaba “la concreción de una antigua y sentida aspiración: recuperar para la Universidad de Chile, la presencia que, desde sus orígenes, ella ha tenido en la educación y en la formación de profesores de nuestro país”.

Asimismo, destacó especialmente que “la formación de profesores de Educación Media constituye un valioso aporte de la Universidad de Chile al mejoramiento y desarrollo de la educación chilena, con el que nuestra universidad recupera y renueva una dimensión esencial de su misión”. 

Para abordar ese vínculo esencial entre la Universidad de Chile y la educación chilena, la ex decana Prof. María Eugenia Góngora señala la necesidad de recordar, en primer lugar, la historia de la Facultad de Filosofía y Humanidades, una de las fundadoras de la universidad en 1843.  “Sus tareas específicas fueron el cultivo de las llamadas disciplinas humanísticas y la supervisión de la Educación pública en sus distintas modalidades. Más tarde, y a partir de la iniciativa de Valentín Letelier y de la creación del Instituto Pedagógico en 1889, durante el gobierno del presidente Balmaceda, la asociación  de la Facultad con la pedagogía y la formación de profesores fue cada vez más estrecha. Esa relación se fue estableciendo en varias etapas y con sucesivas reformas que culminaron hacia la década de los 60 e inicios de los 70. A partir del golpe de Estado, pero sobre todo a partir de 1981, la Universidad de Chile perdió la formación de profesores”.

Luego de más de una década, en 1994, la entonces decana Lucía Invernizzi, junto a la profesora María Loreto Nervi, desde la misma Facultad de Filosofía y Humanidades, se propusieron la creación de un Programa de Investigación en Estudios Pedagógicos (PIEEP). “A pesar de las dificultades que tuvieron que enfrentar, iniciaron el camino de recuperación de los estudios pedagógicos y la formación de profesores en la Universidad de Chile. Se creó este Programa con una impronta renovadora, propia de la tradición humanística que caracterizó a la Facultad de Filosofía y al Instituto Pedagógico, así como a la enseñanza de las disciplinas humanísticas y científicas en sus distintas etapas”, explica. 

Aquel programa se convirtió  en el Centro de Estudios Pedagógicos (1999) y luego en el actual Departamento de Estudios Pedagógicos (2007), el que forma parte del programa de formación de profesores y profesoras de la Universidad de Chile. 

El decano (s) Prof. Ulises Cárcamo Sirguiado señala que “teniendo en cuenta que nuestra Universidad concibe a la educación como un bien público y que una de las características de nuestra Facultad de Filosofía y Humanidades es la responsabilidad con el compromiso social de nuestro país, es posible entender cómo en 1994, en medio de la percepción de una grave crisis en el sistema de educación nacional, asume la tarea de formar profesores de Educación Media sobre la base de un modelo que considera la experiencia de observación, práctica e intervención en las aulas el fundamento de la profesión docente, y que permite de manera crítica y reflexiva articular diversos saberes disciplinarios. Sin duda, en diferentes períodos históricos, desde el cultivo de las Humanidades, hemos contribuido al desarrollo social, y cumplir treinta años continuos formando profesores, ha permitido que esta actividad sea actualmente un elemento integrante del sello identitario de nuestra Facultad” 

La directora del Departamento de Estudios Pedagógicos, Prof. Marcela Gaete Vergara, destaca que hace tres décadas se comenzó con un programa pequeño de formación docente en modalidad de prosecución de estudios con no más de veinte estudiantes. “Hoy contamos con el mismo programa al que ingresan cien estudiantes cada año, en diez menciones, además, de dos carreras dictadas en conjunto con la Facultad de Ciencias: Pedagogía Media en Matemáticas y Física, la que durante 2023 cumplió veinte años, y la carrera de Pedagogía Media en Biología y Química, abierta el año 2015, mismo año de la apertura de la carrera de Pedagogía Básica. Además de la formación de pregrado, contamos actualmente con el magíster en Didáctica y la Revista Chilena de Pedagogía, ambas iniciadas en 2019”. 

Este camino en la Educación, la pedagogía y la formación docente, lo hemos compartido también con otras unidades de la Universidad, el Departamento de Educación que dicta la carrera de Educación Parvularia, el Centro Saberes Docentes, dedicado a la formación continua y el desarrollo profesional y el Instituto de Educación, focalizado en la investigación y postgrados. Si bien, hemos tenido desarrollos diversos, hemos colaborado conjuntamente en distintas iniciativas, entre las que se encuentra un Doctorado en Educación interfacultad, proyectos de desarrollo y mejoramiento y este primer Congreso de Educación y Pedagogía, celebrado recientemente en enero de 2024.

La Prof. Marisol Ramirez Muga, coordinadora del programa de Pedagogía de Educación Media en Asignaturas Científico-Humanistas (PEMACH) da cuenta de la actualidad de la carrera, la que cuenta con 6 años de acreditación y recibe alrededor de 280 postulantes para los 100 cupos a las diferentes menciones: matemáticas, inglés, Historia y Geografía, Artes Visuales y Musicales, Física, Biología, Química y Filosofía. 

En este contexto conmemorativo cuenta que el lunes 15 de enero se realizó la ceremonia de titulación de la generación 29 del programa, instancia en la que se reconoció las organizaciones creadas por egresadas y egresados, entre ellas el Núcleo de Estudios Didácticos y  la constitución de un elenco teatral “Mar de pupitres” -compuesto también por docentes del Departamento- el cual  ha podido mostrar su obra de teatro en varias instancias, fuera y dentro de la Universidad. 

Esta generación, destaca, ha participado en encuentros de alto valor como el primer Congreso de Educación y  Pedagogía. Asimismo fueron parte de la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado en Chile, teniendo, a su vez,  roles protagónicos en las Semanas de la Pedagogías de la Universidad de Chile y en la que la propuesta del proyecto de Pedagogías en Contextos de Encierro y Exclusión Social (CEES), la que fue seleccionada en primer lugar en la adjudicación del Premio Azul.

“Estas acciones van demostrando, en parte, el trabajo que se realiza en el Programa, sumando la presencia de nuestros/as egresados/as que hoy están aportando desde distintos lugares como, por ejemplo, Marcela Bornard, actual Directora del Liceo Manuel de Salas”.

Últimas noticias

Facultad de Filosofía y Humanidades:

446 nuevas y nuevos estudiantes de pregrado en 2024

El viernes 26 de enero, se cerró el proceso de matrículas de la Universidad de Chile, una de las instituciones más postuladas del país, lo que significó que 446 nuevas y nuevos estudiantes ingresarán a la Facultad de Filosofía y Humanidades.